Empoderamiento Femenino

El ‚ÄúEMPODERAMIENTO FEMENINO‚ÄĚ est√° siendo muy promocionado en los √ļltimos tiempos, ya que representa una opci√≥n viable de trabajo y de creaci√≥n.

En el caso de las mujeres directivas, ellas han motivado el desarrollo de estas aptitudes o capacidades, con la finalidad de que el empoderamiento se vaya expandiendo y logre el cometido deseado.

Sin embargo, el género femenino, a través de la historia, ha sido víctima de limitaciones y negativas que no les ha permitido desarrollarse debidamente. No obstante, las mujeres han logrado vencer escollos, obviando los prejuicios sociales y rompiendo brechas, posesionándose de muchos espacios que tienen mucho que ver con el empoderamiento.

Las barreras no han cesado, la igualdad de g√©nero sigue siendo una utop√≠a, pero con muchos avances. Se pudiera decir que, hoy en d√≠a, el empoderamiento comienza en las ni√Īas desde sus primeros a√Īos, ante la certeza que existen millones de ellas que luchar√°n para impedir las imposiciones que les genera su g√©nero.

Es una ardua tarea que debe comenzar en la escuela, ser promovida en la familia y fortalecerse a través de los medios de comunicación, donde la socialización se haga presente.

Motivando la autoestima y aupándolas desde su infancia al empoderamiento, a las tareas de liderazgo y a la vinculación con los equipos de organizaciones primarias.

La desigualdad de género persiste, pero hay que seguir emprendiéndola con las generaciones de relevo, hasta lograr una nivelación en todos los ámbitos, lo cual beneficiará en sumo grado a la humanidad.


‚ě§ Motivos del Empoderamiento Infantil

Las infantas, desde su corta edad, generalmente manifiestan gran vivacidad y espíritu creativo. Son innovadoras y persistentes, no se amilanan ante las dificultades y con perseverancia alcanzan los propósitos que se proponen.

Por eso se dice que el g√©nero mujer est√° en capacidad de desarrollar m√ļltiples actividades a la vez, y tienen la particularidad de que todas ellas son factibles de cumplir. Ante lo descrito, existen algunos motivos que estimulan y a√ļpan el empoderamiento infantil.

Entre ellos cabe mencionar:

  • La capacidad de lucha, sin buscar la perfecci√≥n. Las ni√Īas, desde sus primeros a√Īos, reciben ense√Īanzas con el prop√≥sito de evitar la frustraci√≥n, ense√Ī√°ndolas a convertir el fracaso en algo positivo para su aprendizaje. Les hablan de perfecci√≥n a sabiendas de que esta no existe, sin embargo, ellas son capaces de asumir riesgos y demostrar valent√≠a manteniendo su ecuanimidad y su don de lucha.

En la din√°mica de hoy, los patrones de conducta han cambiado, sin embargo, falta mucho por recorrer.

  • El establecimiento de los patrones de g√©nero desde los primeros a√Īos. En investigaciones hechas en diferentes √©pocas, se ha logrado establecer que los patrones de g√©nero se aplican desde la infancia, estableciendo notables diferencias entre ni√Īas y ni√Īos desde su corta edad. Estos consisten en hacer ver que la inteligencia, la fortaleza y el llegar lejos pertenece m√°s a los varones que a las hembras.
  • La igualdad de g√©nero act√ļa contra la violencia y la discriminaci√≥n. Es de suma importancia conversar desde la infancia con las ni√Īas sobre estos aspectos. A partir de los 6 a√Īos, ellas est√°n en capacidad de entender algunas cosas que pueden ocurrir en su hogar o que puedan visualizar en cualquier ambiente, haci√©ndoles ver que la violencia no es lo deseado, sino que deben aprender a ser tratadas con educaci√≥n y respeto al igual que los varones, manifestando que ellas est√°n en capacidad de emprender cualquier actividad al igual que los ni√Īos.
  • Las ni√Īas y el liderazgo del futuro. Esta afirmaci√≥n tiene su asidero en que obviamente las ni√Īas del presente ser√°n las mujeres del futuro, las cuales llegar√°n a conformar gran parte de la poblaci√≥n mundial donde existir√°n todo tipo de oficios y profesiones, que deber√°n desempe√Īar con idoneidad y equidad.
  • La necesidad de la existencia del g√©nero mujer. La mujer siempre ha sido un basti√≥n dentro de la familia y la sociedad, su desarrollo ha sido trascendental para que el hombre haya logrado √©xitos imponderables. De all√≠ que se diga que ‚Äúdetr√°s de un hombre exitoso siempre hay una gran mujer‚ÄĚ.

La lucha por la igualdad de g√©nero no se detiene, las mujeres han dado demostraci√≥n de su capacidad y de su fuerza de emprendimiento. Desde la edad escolar, las ni√Īas luchan por destacarse y por equipararse al var√≥n sin sentirse en minusval√≠a.


‚ě§ ¬ŅPor qu√© Surge el Empoderamiento Femenino?

¬ŅPor qu√© Surge el Empoderamiento Femenino?

Durante muchas décadas, las mujeres han sentido la relegación por parte de los hombres. Podemos observar que, en la constitución de equipos, directorios, organizaciones u otros, la figura del género masculino es la que prevalece.

Incluso, las leyes han sido reformadas hacia la b√ļsqueda de la equidad de la mujer. A√ļn falta mucho por hacer, pero el camino recorrido ha dado resultados.

El género femenino, en sus actuaciones individuales o grupales, ha podido obtener autonomía en sus quehaceres, y muchas veces han logrado equiparse al género masculino en la política, en lo empresarial, en lo intelectual y en muchos otros rubros, que conforman la vida diaria.

Paulatinamente, iniciaron un proceso para empoderarse a través de una misión que se la plantearon como un reto, ejerciendo una visión analítica de cómo lograrlo, a sabiendas de que se encontrarían con muchos estereotipos y uno de ellos ha sido la escasa participación que han tenido las mujeres en épocas pasadas.

Sin embargo, la mujer no se ha detenido en su empe√Īo, siempre en la procura de potenciar una equidad efectiva que le permita acceder a todas las ramas existentes, partiendo de la educaci√≥n, la profesionalizaci√≥n y el ejercicio de cargos laborales jer√°rquicos.

En los tiempos actuales, el género mujer se ha preocupado por su preparación académica, existiendo en las universidades equidad en cuanto a los recursos educativos y a la nivelación de género que antes era utópico.

La academia ya no es solo cosa de hombres, las mujeres se han empoderado de su preparaci√≥n intelectual, lo que ha redundado en la mejora de su desempe√Īo, logrando esca√Īos que antes solo ocupaban hombres.

El reconocimiento, el valor y el esfuerzo de las mujeres ha sido un proceso arduo que se ha llevado a cabo en forma individual y colectiva, a√ļn no ha desaparecido el tratamiento de minusval√≠a hacia el g√©nero mujer, ya que siempre el hombre la ha considerado el sexo d√©bil. Esta ha logrado con su impulso y su participaci√≥n ROMPER ESQUEMAS Y PARADIGMAS.


‚óȬ†Primeros Pasos del Empoderamiento Femenino

El empoderamiento de las mujeres se ha centrado en lograr la equidad de sus derechos, el primer impulso que surgió apoyando esta propuesta fue realizado por la Conferencia Mundial de las Mujeres de Naciones Unidas en Beijing (1995), basándose en el principio de participación, la toma de decisiones y su alcance de poder.

A este impulso lo siguieron muchas otras propuestas en todos los niveles de orden social, cultural, estructural y legal.

La acci√≥n de Beijing produjo resultados positivos, ya que se logr√≥ establecer que las mujeres ten√≠an el derecho a participar en actividades p√ļblicas y de orden pol√≠tico donde pod√≠an exponer sus criterios y sus ideas ante los variados temas tratados, lo que resultaba un aporte del g√©nero.

Esta decisión de Beijing estuvo enfocada en dos aspectos muy trascendentales:

  • Permitir al g√©nero mujer direccionar y participar en la toma de decisiones y en las estrategias de poder.
  • Lograr el aumento de la activaci√≥n del g√©nero mujer en todos los niveles direccionados por los hombres.

Otra organización que se ha dado la tarea de apoyar al género femenino en su lucha, ha sido la Agencia de Naciones Unidas para la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres (ONU).

En todas las latitudes est√°n presentes, procurando que ellas consigan la mayor figuraci√≥n posible en los diversos √≥rganos desempe√Īados por el g√©nero masculino. Sin embargo, la plenitud no es f√°cil, porque la resistencia de los hombres contin√ļa, aunque se debe reconocer que la participaci√≥n femenina ha crecido notablemente en lo que a empoderamiento se refiere.

La desproporción sigue siendo un elemento constante en la distribución de poderío, de dominación y del alcance de objetivos primordiales y eficaces. En el área empresarial, existe mucho rezago en cuanto a la asignación de cargos y salarios, asimismo, con respecto al empoderamiento económico, existe una brecha dura de manejar. En los puestos directivos se nota la poca participación de mujeres.

En el orden doméstico, las mujeres siguen sufriendo la explotación y discriminación, mientras que el hombre tiene en su haber mejores oportunidades por el solo hecho de ser varón.


‚ě§ La B√ļsqueda de la Igualdad de G√©neros – El Empoderamiento Femenino

La B√ļsqueda de la Igualdad de G√©neros

Es conocido que para el a√Īo 2015 hubo algunos avances en el mundo, referido a la igualdad de g√©nero. Sin embargo, la desigualdad y la violencia de g√©nero contin√ļan produci√©ndose en muchos lugares del planeta.

La equidad en los géneros se ha planteado como un derecho humano, buscando el camino de la pacificación, a los fines de promover entre los seres humanos el respeto, la aceptación y una actitud que conlleve a entender que la convivencia facilita disfrutar de un mundo mejor.

Donde todos tengan la oportunidad de crecer personal y profesionalmente, sin trabas de ning√ļn g√©nero y que todos son necesarios para el progreso y la construcci√≥n de mejores espacios para compartir.

Pero la realidad es m√°s cruda de lo que pensamos, las estad√≠sticas con respecto al g√©nero mujer son desalentadoras, ya que se afirma que de 5 mujeres o ni√Īas comprendidas entre 15 y 49 a√Īos de edad, una de ellas ha sido objeto de abuso y de violencia. Se ha confirmado tambi√©n, que alrededor de 49 pa√≠ses en el mundo carecen de leyes que amparen al g√©nero femenino de la violencia dom√©stica.

Seria largo de enumerar los m√ļltiples casos de discriminaci√≥n que a√ļn existen, y de las humillaciones y vej√°menes que sufren ni√Īas y mujeres en muchas partes del mundo. Esto justifica la lucha, sin descanso, sin rendirse, de la b√ļsqueda de la igualdad entre los g√©neros.

La educación es uno de los elementos fundamentales para que la mujer se abra camino y tenga acceso a un buen empleo, a un mejor estatus económico, a recibir atención médica y ocupar cargos donde se les reconozca su capacidad y su afán de progreso.

Muchas organizaciones han recibido peticiones del g√©nero mujer en cuanto a la eliminaci√≥n de algunas pr√°cticas que se llevan a cabo en su contra, que merman su actuaci√≥n y su desarrollo ps√≠quico y f√≠sico, tanto en ellas como en las ni√Īas.

No obstante, se han emprendido ciertas reformas en algunos aspectos, consiguiendo que el uso de la tecnología sirva para proyectar a la MUJER EMPRENDEDORA, a través de políticas acertadas y leyes novedosas que eliminen los vicios y la crueldad.

En cuanto al empoderamiento de las féminas, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) se ocupa de apoyar a las mujeres, haciéndoles valer sus derechos, para que estos le permitan el alcance de sus objetivos a través de los emprendimientos que ellas decidan realizar hacia el logro de un desarrollo productivo.

Esta organización se preocupa y se esfuerza promoviendo la integración de la mujer en varias actividades, como la disminución de la pobreza, la atención en crisis humanitarias, su participación en el orden político, asegurándose que las féminas puedan tener voz y voto en muchos lugares y espacios donde solo predomina el género masculino.

En este mundo globalizado, las mujeres a√ļn no han logrado a plenitud un desarrollo econ√≥mico como el hombre, a pesar de que ocupan cargos en iguales condiciones, su salario es menor, lo que coarta su crecimiento y minimiza su autoestima.

La igualdad es un elemento fundamental para el logro de la producción y calidad de vida.

Por ello, se habla del empoderamiento femenino en todos los regímenes políticos y en todas las sociedades, donde se respete la participación en cargos gerenciales de acuerdo a su preparación y especialidad, un punto de equidad que debe involucrar a todos por igual.


‚ě§ Factores que Permiten el Empoderamiento Femenino

La intuición femenina y la vitalidad que emergen de éstas, es una condición que las lleva a desarrollar multiplicidad de labores basadas en unos factores que las empujan hacia el empoderamiento, cuya meta es el alcance de los objetivos propuestos.

Entre estos factores est√°n:

  • Labrar una econom√≠a de punta.
  • Conformar comunidades m√°s equilibradas y rendidoras.
  • Mantenerse firme en la solicitud del respeto a sus derechos humanos en toda su extensi√≥n.
  • Promocionar el emprendimiento femenino como la mejor manera de llegar a la c√ļspide.
  • Exhortar al dinamismo en las actividades que se quieran emprender de manera productiva y sostenible.

Las Mujeres deben internalizar que su vivencia en este mundo globalizado debe servirle para capitalizar todos los logros que han obtenido y continuar hacia adelante con esa herramienta novedosa que es el empoderamiento, el cual las llevar√° alcanzar todo lo que se propongan.


‚ě§ El Empoderamiento de las Mujeres a trav√©s de Principios Establecidos

El Empoderamiento de las Mujeres a través de Principios Establecidos

Los principios establecidos para disponer a la mujer en sus emprendimientos en el mercado laboral y en la comunidad, provienen de los Principios Calvert para las Mujeres, creado a trav√©s de la ONU Mujeres y Pacto Global. Son principios internacionales dictaminados en el a√Īo 2010, ante la celebraci√≥n del ‚ÄúD√≠a Internacional de la Mujer‚ÄĚ.

Estos principios, además de promover la igualdad entre los géneros, estimulan la creación de programas corporativos incluyentes para el género.

Entre esos principios podemos numerar los siguientes:

  • La promoci√≥n de la equidad de g√©nero partiendo desde el nivel m√°s alto, pasando por los niveles medios y llegando a los niveles bajos.
  • La procura de que el trabajo entre hombres y mujeres sea equitativo, sin ning√ļn tipo de discriminaci√≥n.
  • Que haya equidad en la atenci√≥n para la salud en ambos g√©neros de forma equilibrada.
  • Motivar permanentemente al g√©nero mujer para que ampli√© su formaci√≥n acad√©mica y proyecte su desarrollo profesional.
  • La inclusi√≥n de las f√©minas en pr√°cticas empresariales y cadenas de marketing para que estas logren empoderarse.
  • Promocionar iniciativas sociales para lograr la igualdad en comunidades y cabildos.
  • Darles a conocer los avances del g√©nero femenino hacia el logro de la igualdad de g√©nero.

‚ě§ Empoderamiento Femenino – Basti√≥n de la Igualdad de G√©nero

El empoderamiento femenino en su lucha data de unas cuantas d√©cadas. Para el a√Īo 1995, cuando se celebr√≥ la Conferencia Mundial de las Mujeres en Beijing, ya se conoc√≠a de √©l.

Este fenómeno generacional, ha sido la causa por la cual las mujeres han unido sus esfuerzos para lograr la participación en todos los ámbitos personales, sociales y laborales.

Su perseverancia en b√ļsqueda de la igualdad no se detiene, ya que tiene como norte involucrarse en la toma de decisiones y en los esca√Īos de poder donde sus derechos sean reconocidos y valorados.

Algunos datos manejados por la UNESCO contemplan, que si se apoyara con mayor √©nfasis el empoderamiento femenino, se lograr√≠a la disminuci√≥n de las bodas en ni√Īas que aun no alcanzan los 15 a√Īos, situaci√≥n que conlleva a la maternidad precoz.

Por eso, se insiste tanto en que las ni√Īas deben acudir a las escuelas para formarse durante su infancia y adolescencia, evitando as√≠ matrimonios y embarazos precoces.

Por lo demás, el empoderamiento femenino como fenómeno social favorece a todo el conglomerado y es un elemento importante para alcanzar la igualdad, la armonía y el sosiego que tanta falta hace en las comunidades, sobre todo en aquellas donde la pobreza y la necesidad son figuras preponderantes.

Por ello, se dice que el empoderamiento también involucra justicia social, lo cual mejoraría notablemente los parámetros a seguir en cuanto al reconocimiento de los derechos humanos y fundamentales de todas las féminas.


‚ě§ Los Organismos que Apoyan el Empoderamiento Femenino

Muchos organismos a nivel mundial se han dado la tarea de proporcionar protección y amparo al género femenino ante la discriminación que sufren las mujeres en los diversos lugares donde se desenvuelven.

Existen para ellos algunos organismos internacionales avocados a conseguir la inclusión de la mujer, entre ellos destacan:

  • El Pacto Mundial de la ONU, donde se se√Īala que la actuaci√≥n estratega del g√©nero femenino es un gran aliado a nivel empresarial. Caso de las MUJERES DIRECTIVAS, las cuales representan el empoderamiento en todos los niveles ejecutivos.
  • La Organizaci√≥n de las Naciones Unidas para la Alimentaci√≥n y Agricultura (FAO), es una instituci√≥n que se ocupa de dar ayuda alimentaria a todas aquellas mujeres que forman parte de familias y comunidades donde existen carencias de alimentos y de otros rubros. Sin embargo, ellas con su empe√Īo han logrado sortear esa problem√°tica a trav√©s de la productividad en el campo donde han logrado convertirse en grandes productoras, originado su propio alimento.
  • La UNESCO por su parte valora la acci√≥n de las ni√Īas y las mujeres en su aporte para la preservaci√≥n y protecci√≥n del planeta. Este g√©nero preocupado por los cambios clim√°ticos y cambios en el ambiente busca la manera de colaborar para evitar que el ambiente se deteriore ya que a todos nos favorece la conservaci√≥n de la flora y de la fauna.

No obstante, las sociedades no se han revelado lo suficiente para romper con esa etiqueta de inferioridad que tienen las mujeres con respeto a los hombres en cuanto a la toma de decisiones en algunos ámbitos donde su presencia sería de gran apoyo para un mundo mejor.

Ante esta realidad, las mujeres consideran al empoderamiento como el camino que las llevará a encontrar la igualdad de géneros, donde ellas podrán tener derecho a voz y voto.

Por lo tanto, el PNUD expresa que un n√ļmero elevado de la poblaci√≥n femenina padece de analfabetismo y de extrema pobreza, adem√°s de la violencia de g√©nero que existe en sus hogares, situaci√≥n que debe ser erradicada.


‚ě§ Maneras de Contribuir al Empoderamiento Femenino

Las mujeres dentro de este mundo globalizado, han puesto de manifiesto la capacidad de competir, el talento a desarrollar y la aplicación de la inteligencia, esto las hace acreedoras a la igualdad y al logro de otros valores dentro de la sociedad.

Existen muchas maneras de alcanzar ese empoderamiento. Algunas maneras pudieran ser:

  • El equilibrio entre lo dom√©stico y lo familiar, sobre todo cuando se trata de la pareja y de la educaci√≥n de los hijos.
  • El rechazo a los estereotipos de g√©nero, todos est√°n en capacidad de poder realizar diversas actividades y trabajos igualitarios.
  • Preservar y hacer cumplir el derecho fundamental de la mujer, suprimiendo la violencia femenina a trav√©s de la educaci√≥n y el cuidado de su salud mental y f√≠sica.
  • Equidad en el desempe√Īo de labores y en el salario que perciben.
  • Tener presente que una de las maneras m√°s expedita de lograr la igualdad es el mantenimiento de ‚ÄúObjetivos de Desarrollo Sostenible‚ÄĚ.

‚ě§ C√≥mo Promover el Empoderamiento Femenino

En la sociedad moderna, la mujer se ha revelado como un ser humano capaz de forjarse caminos que la conduzcan a la realización de proyectos de vida para garantizar su calidad de vida. El empoderamiento femenino le permite a la mujer mayor libertad e independencia en sus actuaciones.

Es decir, ya ellas no tienen aquella dependencia del pasado, donde solo se les consideraba para cumplir labores domésticas y la crianza de los hijos, sino que hoy eso ha cambiado, ellas se han propuesto ejercer otros roles que les permita obtener la toma de sus propias decisiones, considerándose seres autónomos con derecho a opinar sin ser objeto de censura por parte del género masculino.

Las mujeres se han organizado y han logrado independizarse en muchos roles, administrando sus propios intereses y recursos, mejorando su interrelación apoyadas en su firme posición de superarse y de seguir adelante sin que nadie las detenga.


‚ě§ Pautas para el Empoderamiento de las Mujeres

Las Organizaciones Feministas han logrado importantes avances en cuanto al desarrollo de su especie, empoderándose de espacios que antes eran de exclusiva administración y pertenencia de los hombres.

Para ello, han utilizado algunas pautas que se mencionan a continuación:

  • Poseer:¬†Poseer significa la acumulaci√≥n de recursos econ√≥micos que han logrado las mujeres a trav√©s de su desempe√Īo y de su empoderamiento, entre ellos dinero, propiedades y dispositivos tecnol√≥gicos. El empoderamiento tambi√©n le ha facilitado el acceso a la alimentaci√≥n, la educaci√≥n y todo lo referido a su manutenci√≥n y la de su entorno.
  • La destreza en el conocimiento: sus habilidades y destrezas unidas a su experiencia y a su capacidad de lucha le han permitido obtener grandes beneficios a t√≠tulo personal y colectivo.
  • El g√©nero femenino a trav√©s de su perseverancia ha logrado alcanzar acad√©micamente al g√©nero masculino logrando nivelarse en muchas posiciones.
  • El √©xito femenino se ha apoyado en la libertad de pensamiento y en la cr√≠tica constructiva.
  • Tecnol√≥gicamente la mujer ha podido demostrar su talento y su pericia en el desempe√Īo de diferentes roles.
  • La mujer en el hacer se ha destacado por su persistencia, su dedicaci√≥n y su esp√≠ritu de lucha.
  • El Desear
  • El impulso femenino a trav√©s de su autoestima y de la seguridad personal constituyen una energ√≠a interna muy poderosa, que genera en la mujer la decisi√≥n de alternar esca√Īos en materia de g√©nero considerando que est√° preparada para ello.
  • En el desear influye mucho la inteligencia emocional, el control y la mesura son factores que ayudan a c√≥mo lograr que otras mujeres se sumen a ese proyecto de g√©nero para alcanzar lo deseado.
  • El Dominio

En el empoderamiento, el dominio es clave, ya que las mujeres pueden ejercer diversas funciones tales como:

  • Pueden tomar sus propias decisiones de manera responsable individual o colectivamente.
  • Pueden participar en cualquier evento con plena libertad.
  • Tienen la posibilidad de captar la uni√≥n de otras f√©minas hacia su organizaci√≥n.
  • Ejercen el control de sus acciones de manera aut√≥noma.
  • Manejan los recursos obtenidos en forma independiente.

‚ě§ Esca√Īos del Empoderamiento Femenino

Cómo Promover el Empoderamiento Femenino

Las Mujeres, continuando en su proyecto de empoderamiento, han logrado sobresalir en muchos espacios que antes eran del dominio absoluto de los hombres.

Con su actuaci√≥n, han creado dos esca√Īos a destacar. Estos son:

‚Ėļ 1. Esca√Īo individual:

Referido a la actuación individual de cada una de las féminas, donde existe una gran relevancia en cuanto al logro de la mujer en la ejecución de su proyecto de vida, que le ha permitido obtener jerarquía de poder y un sistema de vida más promisorio y efectivo, a través del empoderamiento personal.

‚Ėļ 2. Esca√Īo colectivo:

Este esca√Īo se refiere a la organizaci√≥n grupal de las f√©minas, dirigido al empoderamiento de la igualdad de g√©nero en cuanto al desempe√Īo de roles, al respeto a sus derechos y a la determinaci√≥n de impulsar los cambios necesarios para alcanzar sus objetivos.


‚ě§ El Empoderamiento Femenino en el Campo Empresarial

El g√©nero femenino, a trav√©s de su perseverancia, ha logrado empoderarse de muchos esca√Īos en el √°rea empresarial. Su actitud emocional, su sobriedad, su talante y su carisma han ejercido influencia dentro de la sociedad, quienes las han recibido con agrado y respeto empoder√°ndolas en cargos de jerarqu√≠a, lo que representa un apoyo en su lucha contra la desigualdad de g√©nero.

Muchas empresas l√≠deres tienen en cargos relevantes a MUJERES ALTAMENTE CAPACITADAS, de una vasta experiencia y de un desempe√Īo ejecutivo que se pudiera clasificar de excelente.

El estudio y la profesionalización les han abierto muchas oportunidades a las féminas en instituciones de mucho renombre, donde se les considera trabajadoras insignes, siendo niveladas en cuanto a posición y salario, al género masculino.

No obstante, es importante reconocer que todav√≠a queda mucho por hacer y por luchar. El empoderamiento es un hecho ya consumado, pero la f√©rrea esperanza de que se logre a plenitud el proyecto igualitario sigue en pie, ya que a√ļn existen muchos espacios en el cual la mujer no ha podido hacerse notar y muchos menos emprender roles inherentes a su persona.

La constancia y la persistencia, son la bandera de su motivación para lograr proyectarse a niveles no solamente de orden empresarial, sino de orden político, académico, cultural, artístico y económico.

El amparo y el apoyo que le han ofrecido algunas organizaciones mundiales, ha sido un elemento fundamental para que ellas persistan en sus logros, rompiendo paradigmas y prejuicios ancestrales, pertenecientes a un pasado ya superado.

Otro elemento que ha ayudado a la mujer en la b√ļsqueda de su equidad de g√©nero ha sido la aparici√≥n de la tecnolog√≠a, que le ha ofrecido novedosas herramientas para que ella ponga de manifiesto sus capacidades y el desarrollo de sus habilidades en pro de una mejor sociedad con el ‚ÄúEMPODERAMIENTO FEMENINO‚ÄĚ.

Deja un comentario