Las Grandes Diferencias entre Coaching y Mentoring

En principio puede decirse, que el COACHING y el MENTORING poseen algunas semejanzas en cuanto a las estrategias que desarrollan los directivos en las organizaciones. Aunque es importante aclarar que ser semejantes no significa que sean exactamente iguales, ya que existen notables diferencias entre ellos.

Muchas veces las empresas cuando deciden seleccionar una técnica pensando en ambos conceptos, pueden correr el riesgo de que no se obtengan los resultados deseados, y que el avance del proyecto no se agilice dentro del tiempo previsto, por eso es importante la realización de una evaluación previa, antes de tomar una decisión.

“EL COACHING es un proceso de acompañamiento reflexivo y creativo con clientes que les inspira a maximizar su potencia personal y profesional”Internacional Coach Federation
EL MENTORING SE DEFINE:
“Como el vínculo que se establece entre un individuo experto en conocimientos y un discípulo al que orienta y dirige para fortalecerlo en lo personal y profesional”.

➤ 18 Diferencias entre Mentoring y Coaching

18 Diferencias entre Mentoring y Coaching

 

 

Así como existen ciertas semejanzas entre Coaching y Mentoring, también existen algunas diferencias, lo que permite afirmar que no existe una identidad exacta entre ellos.

Estas diferencias son:

1El coaching es rápido y certero. El mentoring es más abierto, ya que trata el presente y orienta hacia el futuro.
2El coaching le permite al directivo conocerse a sí mismo. En el mentoring es trascendental que el mentor de a conocer al directivo su criterio, compartiendo sus aprendizajes y experiencias.
3El mentoring se apoya específicamente en la relación.
4El coaching necesita una persona diestra en esa técnica. En el mentoring, el mentor debe ser un profesional experto, que haya trabajado con directivos y que tenga saberes en cuanto a la Salud.
5En el coaching las normativas provienen del cliente, mientras que en el mentoring provienen del mentor.
6En el coaching la función del coach es muy metódico. En el mentoring la función del mentor tienden a ser más práctica y abundante en retorica productiva.
7El coach no es un consejero, él solamente se limita a promover que la persona genere sus propias conclusiones. El mentor es un consejero y un orientador de los directivos.
8En el coaching el vínculo profesional funciona con igualdad. En el mentoring el vínculo es mucho más emotivo y siempre va dirigido al directivo.
9El coach es la persona que plantea las interrogantes y el individuo es quien debe contestarlas. En el mentoring las interrogantes son entre el mentor y el directivo, donde ambos deben dar su respuesta para unificar criterios.
10En el coaching, el coach no necesita relatos de experiencias, ya que la dinámica produce que el directivo aprenda por si mismo. En el mentoring el conocimiento se basa en las estrategias del mentor.
11El mentoring es una técnica con un aprendizaje profesionalizado, dirigido a personas que ya tienen conocimientos generales en cuanto a habilidades y destrezas, ya que su función es orientar y servir de guía al equipo de trabajo. Esto significa que el experto debe transmitir al aprendiz, todos los conocimientos que enriquezcan su carrera profesional.
12El coaching está dirigido más a la formación de un líder que se encuentre basado en la comunicación y en la disciplina. Además, el coach es quien direcciona y acompaña al individuo, para que este se sienta seguro en el crecimiento de su aprendizaje.
13Un mentor imparte conocimiento y un coach te da a conocer tus posibilidades como ser humano.
14El coach es cercano y carismático El mentor es más agudo y se enfoca mucho más en las emociones.
15El coach trabaja a corto plazo, mientras que el mentor desarrolla sus estrategias a medio y largo plazo.
16El mentor trabaja a través de un programa definido, mientras que el coach es espontáneo y ofrece mayor libertad.
17El coach hace reflexionar a la persona y el mentor es más específico y más explorador.
18La función del mentor es procurar y lograr el crecimiento personal y profesional del individuo, tanto en el presente como en el futuro. El coach es más tajante, más específico y más pragmático.

➤ Repercusión de las Diferencias entre Coaching y Mentoring

En el mentoring, tanto el mentor como el directivo intercambian experiencias y conocimientos, buscando soluciones o fijando criterios a las interrogantes que puedan surgir.

En el coaching, el participante tiene mucho que aportar, al sentirse ávido de conocimientos, manejando la idea de que lo importante es exhortarlo a generar soluciones o respuestas a las interrogantes planteadas.

No obstante, eso, se puede afirmar que ambas técnicas conocidas y usadas a nivel empresarial, aportan muchos conocimientos que sirven para retroalimentar, en el caso de LAS MUJERES DIRECTIVAS, a todas las féminas, para que estas logren mejoras en su desempeño, tanto a nivel personal como a nivel profesional.

En relación a esto, puede decirse que el mentoring tiene una estrecha vinculación con las relaciones interpersonales, las cuales por su complejidad requieren ser trabajadas a mediano y largo plazo.

Mientras que el coaching está más direccionado hacia el cumplimiento de tareas, las cuales deben ser aprendidas e internalizadas en un tiempo perentorio.

El mentoring por su parte, para hacer ejecutado necesita diseñar un programa, en el coaching este no hace falta.

 El mentor está catalogado como un facilitador del proceso por su función bidireccional. 

 Los coach por su parte, son directos y específicos y tienen un carácter unidireccional. 

El mentoring toma en cuenta a la empresa y a las personas, ya que su enfoque está dirigido a la transformación y a los cambios.

El coaching se basa en una experiencia en especial y busca el cambio conductual o el aprendizaje de nuevas habilidades.


➤ Las Relaciones del Mentoring y Coaching con los Participantes

Las Relaciones del Mentoring y Coaching con los Participantes

El mentoring es una estrategia basada en el intercambio y su propósito es generar seguridad en las mentorizadas, siempre en la búsqueda de alcanzar las metas a través de la autoconfianza, del desarrollo de las competencias más idóneas, procurando obtener el equilibrio dentro del TRABAJO DE EQUIPO.

El coaching por su parte se relaciona con actividades más innovadoras, buscando que el aprendizaje sea más ágil, al basarse en situaciones concretas, logrando articular aprendizajes y pensamientos, lo cual produce una enseñanza de carácter didáctico que se mantendrá en el tiempo.

Es importante destacar, que para lograr una mentoria exitosa, se necesita la utilización de un tiempo prudencial lo cual redundará a beneficio del mentor y del mentorizado, considerando que el aprendizaje es bidireccional y la retroalimentación es mutua.

El coaching requiere de menos tiempo porque persigue otros propósitos que se alcanzan a través del desarrollo de estrategias por parte del coach, las cuales pueden ser internalizadas en un período prudencial.

Otro elemento relevante es que el mentoring actúa con una programación diseñada y con unos objetivos definidos, de allí que se hable de un modelaje de mentoria, la cual debe corresponderse con cada grupo y con cada directiva de trabajo, hasta lograr la ejecución del proyecto.

El coaching tiene otra temática de trabajo, ya que no tiene un programa establecido, debido a que su actuación es libre y espontánea, siendo sus estrategias más concretas y expeditas.

El mentor debe tener un cúmulo de experiencias, las cuales debe estar dispuesto a compartir mediante el desarrollo de sus habilidades y la aplicación programática de sus recursos con LAS MUJERES DIRECTIVAS. Su función es proporcionar un ambiente de aprendizaje armónico y seguro.

Ya que su razón de ser, es lograr que las mentorizadas se empoderen para que aprendan a buscar las soluciones propicias y la toma de decisiones más adecuada.

Los coaches por su parte tienen una temática diferente, mediante el uso de estrategias personales y laborales de otro orden, ofreciendo a las participantes orientaciones y direcciones que le ayuden en un determinado tiempo a desarrollar destrezas en diversas áreas, tanto como comerciales como gerenciales o en cualquier otra que sea de su interés.


➤ Contrastes entre el Coaching y el Mentoring

Contrastes entre el Coaching y el Mentoring

En esta parte es relevante acotar que EL TÉRMINO COACHING proviene del sustantivo coach, el cual se origina y tiene mucha relación con las áreas de entrenamiento, de la guiatura y de la formación que se le pueda proporcionar a una persona para que esta pueda alcanzar sus metas profesionales.

El mentoring tiene otro estilo, ya que es un proceso donde existe un mentor con suficiente preparación, que va a servir de apoyo y de bastión a un directivo que quiere crecer y perfeccionar su desempeño profesional, dándole cumplimientos a los objetivos de la empresa que dirige.

Estos dos personajes, tanto el coach como el mentor deben adecuarse a los ritmos sociales que se producen constantemente, debido a que la evolución se dinamiza con mucha rapidez y las herramientas a utilizar deben ser actualizadas y estar concatenadas con las novedades gerenciales y con los emprendimientos comerciales.

Las organizaciones necesitan valorar su gestión y eso lo pueden lograr a través de la realización de encuentros, de eventos, talleres y todas las actividades que vayan marcando la dinámica social y empresarial en los diferentes ámbitos de las organizaciones.

Todo lo mencionado tiene una estrecha relación con las mujeres directivas, quienes a través de su LIDERAZGO son capaces de estimular y de motivar a su personal para que se den la oportunidad de avanzar como personas y de evolucionar como profesionales, manejando adecuadamente tantos sus emociones positivas, como sus emociones negativas, marcándose un camino hacia el éxito y por ende a un futuro mejor.


➤ Diversidad de Perspectivas entre el Mentoring y el Coaching

La diversidad entre ambas materias consiste en que sus enfoques y su metodología de aplicación tienen ciertos antagonismos, pero ambos tienen un propósito muy definido que es el logro del TRABAJO EN EQUIPO de las organizaciones, empresas o instituciones evolucionen al ritmo de la sociedad a través del cumplimento de unos objetivos y de unas metas muy definidas, con estudio, preparación y empoderamiento de áreas competitivas.

Entre las DIVERSIDADES QUE EXISTEN ENTRE EL COACHING Y EL MENTORING pueden señalarse las siguientes 8:

1. DIVERSIDAD EN EL ESTILO:
En primer lugar cabe destacar que el coaching se centra en la búsqueda y producción de resultados, lo cual va a redundar en la realización de actividades específicas y productivas. En cambio, el mentoring es mucho más amplio y general, ya que desarrolla la practicidad y el aprendizaje, formando no solo para el presente, sino también para el futuro.
2. DIVERSIDAD DE PROPÓSITOS:
En este caso el coach se enfoca directamente en las actividades que debe cumplir el coachee, mientras que el mentor se apoya en experiencias vitales, relacionándolas con lo personal y lo laboral, donde se produce una interrelación.
3. DIVERSIDAD EN LOS TIEMPOS:
En cuanto a la diversidad de tiempo entre uno y otro, el coaching se ajusta a la necesidad que manifieste el coachee, de allí va a depender el número de sesiones que se van a desarrollar, aunque casi siempre el tiempo es corto, ya que los resultados surgen de manera espontánea, sí el entrenamiento es el adecuado.

En el mentoring el tiempo de duración es mayor por la extensa interrelación que debe generarse entre las personas y el mentor.

4. DIVERSIDAD DE PARÁMETROS DE FORMACIÓN:
Un punto importante es que el coach durante su actuación a través del coaching no debe exponer un punto de vista personal, sino que debe adoptar una posición diversificada, que motive a los participantes hacia la integración y al logro de su crecimiento profesional.

En el mentoring, el mentor es la figura que destaca, ya que es el promotor del relato de experiencias, discusiones valorativas e intercambios personales siempre ajustados al proceso. Por lo demás, es relevante tener claro que, en la actividad de coaching, lo aprendido deriva de la propia experiencia y en el mentoring deriva de la experiencia del mentor y de las otras personas que participan.

5. DIVERSIDAD AL DIRECCIONAR LAS TÉCNICAS:
Cuando se trata del coaching la direccionalidad la asume el coach, cuyas directrices van a ser trasmitidas al coachee. En el mentoring la direccionalidad la establece el mentor, respondiendo a los intereses de cada persona en particular.
6. DIVERSIDAD ENTRE ROLES:
En cuanto al desarrollo de los roles, en el caso del coach se basan en una temática diversificada. Muy diferente al mentor, que fundamenta su rol en el desarrollo de estrategias.
7. DIVERSIDAD DE VÍNCULO ENTRE EL MAESTRO Y LOS DISCÍPULOS:
En el caso del coaching, el coach y el coachee están en un nivel profesional semejante, ya que su objetivo primordial es el desarrollo de sus competencias en el área comunicacional, motivando el factor gestión y el vínculo de los participantes entre sí.

En el caso del mentoring, el mentor es la figura que destaca en cuanto al establecimiento de relaciones más estrechas, tomando en cuenta la inteligencia emocional, el manejo y las expresiones emotivas dentro del proceso.

8. DIVERSIDAD EN EL CAMPO LABORAL:
La actividad del coaching está conformada por las interrogantes que plantea el coach, con la finalidad de hacer reflexionar al coachee. Una situación similar se produce en el mentoring, ya que el mentor y las participantes se plantean interrogantes entre sí, las cuales les sirven de temática para compartir e intercambiar experiencias y aprendizajes, retroalimentando sus conocimientos personales y profesionales.

➤ Las Empresas y su Mejor Opción de Cambio

Coaching Empresarial

Ambas técnicas tienen sus seguidores, por lo que se recomienda hacer un estudio previo de los objetivos que se quieren alcanzar, a los fines de decidir cuál estrategia será la más adecuada, y:

 Â¿cuál será la que mejor se adapta a las necesidades de la empresa y a lo que se quiere lograr? 

En cuanto a eso es importante conocer que el COACHING EMPRESARIAL es factible de usarlo cuando se requiera una herramienta para trabajar el crecimiento permanente de la persona, a través de la implementación de novedosas competencias, explorando y explotando las habilidades y las destrezas del equipo gerencial.

En otro orden de ideas, el COACHING EJECUTIVO es utilizado para fortalecer las capacidades relacionadas con el liderazgo, lo que se traduce en repotenciar el rendimiento laboral de los empleados. En síntesis, en el ámbito organizacional el coaching está destinado a encontrar la optimización de las relaciones en el equipo de trabajo, procurando fortalecer y alimentar la cercanía entre los directivos y el grupo.

En la actualidad la metodología coaching es una herramienta desarrollada en muchas organizaciones, ya que los resultados de su uso han sido muy positivos en todos los niveles de la empresa donde se ha puesto en marcha.

Por su parte, el mentoring es una estrategia cuyo uso se corresponde más cuando se requiere trabajar con diversidad de profesionales, ya que está dirigido a su crecimiento personal y profesional de manera continua y paulatina.

Esta estrategia ha contribuido a que en las empresas se armonicen y se estrechen más las relaciones entre los directivos, creándose en el equipo un solo NORTE EMPRESARIAL, donde LA ORGANIZACIÓN LOGRA CAPITALIZAR TODA SU INVERSIÓN DE MANERA PRODUCTIVA, en los tiempos presentes y futuros.

 

Deja un comentario