EMPAT√ćA: Como L√≠der es una Cualidad Imprescindible

Empatía, término asociado a las relaciones interpersonales. Fu desarrollado con fuerza por los defensores de la psicología humanista a mediados del siglo pasado.

Se entiende como:
La virtud de apreciar, en todas sus dimensiones, el interior del otro.

Es estar consciente que el otro tiene un punto de vista propio, que acompa√Īemos o no, es comprendido y constituye la base del respeto. En los procesos de ayuda psicoterap√©utica, representa una t√©cnica de gran val√≠a.

En los métodos gerenciales, bien sea la mujer directiva o el gerente que asume esta responsabilidad, encuentra en la empatía una herramienta para optimizar su gestión. Es una habilidad que se desarrolla y se construye a través de la experiencia y las relaciones sociales.


‚ě§ ¬ŅQu√© es Empat√≠a?

Qué es Empatía

Colocarse en el lugar del otro, es una expresión que escuchamos con frecuencia para definir la empatía, y ciertamente, es la expresión que puntualiza con mayor exactitud el significado del término.

Empatía Significa:
Comprender lo que el otro siente, ver lo que el otro percibe. Es la capacidad de entender el comportamiento del interlocutor sin juzgar. Es la habilidad para relacionarse de forma asertiva. La empatía es la expresión de un estado emocional saludable.

Un líder empático escuchará en cualquier circunstancia la opinión de su equipo de trabajo, estará presto para ayudarle a superar cualquier obstáculo y sabrá conducir al grupo al logro de las metas en un ambiente cordial y de respeto.


‚ě§ ¬ŅSe puede Desarrollar la Empat√≠a?

Se puede Desarrollar la Empatía

La respuesta contundente a esta interrogante es ¬ęS√欼. Como ya dijimos, la empat√≠a es una habilidad para comunicarse asertivamente. Los esquemas de comunicaci√≥n vivenciados en las diferentes etapas de la vida, determinan las habilidades que adquirimos para entendernos con los dem√°s.

Desarrollar empatía le será más fácil a las personas que crecieron y se desarrollaron en contextos afectivos y comprensivos. Motivados y respetados como personas.

Sin embargo, no haber tenido la fortuna de crecer en un ambiente propicio para desarrollar esa habilidad no es un problema sin solución. Siempre la posibilidad de aprender está presente cuando tenemos disposición y apertura.

Existen algunas recomendaciones ineludibles para lograr empatía con nuestros interlocutores. Veamos:

  • Escuchar, atender y mostrarse interesado ante quien nos habla y por el contenido de lo que dice
  • Evitar interrumpir cuando alguien nos comunica algo
  • Debemos cuidarnos de emitir opiniones inoportunas
  • Estar abiertos para no juzgar con premeditaci√≥n
  • Es importante el reconocimiento de las potencialidades del otro. Esta actitud le permitir√° a la persona con quien nos relacionamos afianzar esa potencialidad y descubrir nuevas posibilidades.
  • La tranquilidad ampl√≠a la capacidad de escuchar. Es importante mantener el control, fundamentalmente cuando nos encontramos en un rol de liderazgo.
  • Interesarse por las emociones y sentimientos, es lo que en otras ocasiones hemos expresado como mirar al interior del otro. No siempre el contenido literal de lo que se expresa es lo m√°s importante, las emociones y los sentimientos aportan m√°s informaci√≥n que la palabra en s√≠ misma.

‚ě§ ¬°Cuidado! Empat√≠a no es Simpat√≠a

Desde el punto de vista psicol√≥gico la empat√≠a y la simpat√≠a son dos habilidades que, aunque no lo parezca, tienen diferencias significativas. La primera est√° referida hacia la conexi√≥n afectiva con el otro, lo que com√ļnmente expresamos con la frase me caes bien. La empat√≠a se refiere a la comprensi√≥n emocional del otro.

No siempre el cari√Īo y el afecto que sentimos por alguien, nos hacen comprensivos. La comprensi√≥n nos conduce a resolver conflictos, mejorar los ambientes de trabajo, familiares y sociales.

Un buen líder debe tener claro estas diferencias, lo contrario llevaría a enganches emocionales innecesarios e improductivos para la organización.


‚ě§ ¬ŅSe puede ser un L√≠der Emp√°tico?

¡Por supuesto! No solo se puede llegar a ser un líder empático, sino que es inevitable desarrollar la empatía para garantizar el éxito en las gestiones gerenciales.

Lograr equipos con un alto novel de desempe√Īo y competitividad, amerita conocerlos, identificar sus habilidades y destrezas, estar a tono con sus requerimientos, tanto materiales como espirituales.

La empatía juega un papel trascendental en la gerencia moderna. En estos tiempos de convulsión mundial, atender las necesidades del talento humano forma parte de las herramientas organizacionales de vanguardia.

La adversion hacia liderazgos autoritarios, no solo se ha evidenciado en el plano socio-pol√≠tico, este comportamiento tambi√©n se ha visto expresado con mucha fuerza a lo interno de las organizaciones. Vale decir, que estas √ļltimas avanzan al ritmo de la sociedad.

Hoy en día, un buen líder se debe esforzar por conocer a su equipo con la intención de motivarlos y conducirlos a obtener los resultados deseados por la empresa en un clima de confianza. Esta actitud será reconocida positivamente por los trabajadores y en la misma medida, se fortalecerá el liderazgo.


‚ě§ Rasgos de un L√≠der Emp√°tico

Rasgos de un Líder Empático

Un líder empático se diferencia por las estrategias que pone en práctica para relacionarse con su equipo de trabajo. La empatía es una de las virtudes más valiosas de la que dispone la Mujer Directiva o el gerente de la organización.  A continuación, describimos algunos de los rasgos que los distinguen:

  • La empat√≠a, cuando est√° presente en las acciones de un l√≠der, evoluciona hacia el entusiasmo. El l√≠der emp√°tico imprime arrojo al grupo. Lo arrastra de forma consciente hacia el √©xito.
  • La afectividad y la comprensi√≥n es una caracter√≠stica inexcusable de un liderazgo basado en la empat√≠a. Un clima organizacional fundado sobre estos preceptos no tiene raz√≥n para fracasar, y un l√≠der que lo logre tiene bien merecido su lugar.
  • Privilegiar la empat√≠a, no debe confundirse con sentimentalismos. Al contrario, debe conducir a sopesar las opiniones y a evaluar las condiciones del contexto en que se desarrollan las tareas, tanto intr√≠nsecas a la persona como las externas a ella, en consecuencia, la serenidad debe imponerse.
  • Hablar de autoridad, suele cuestionarse cuando se ejerce el liderazgo en un entorno afectivo, no obstante, esto podr√≠a ser un mito dentro del √°mbito de la gerencia moderna, ya que, en estos contextos la autoridad se reconoce por si sola.
  • La toma de decisiones no se delega, sin embargo, considera las opiniones y puntos de vista del otro, sin perder de vista los objetivos, y metas de la empresa.

Desarrollar la habilidad de la empat√≠a exige del l√≠der la comprensi√≥n de las personas que integran su equipo, tener la capacidad de mirar su interior.¬† Adem√°s, debe conocer a profundidad su trabajo y las tereas que desempe√Īa. Integrar estos elementos lo har√°n m√°s humano y justo al momento de tomar las decisiones.

 Lograr esta armon√≠a conlleva a incrementar la productividad de la organizaci√≥n y a fortalecer el liderazgo

Deja un comentario